MENSAJE PARA MIS AMIG@S

martes, 23 de agosto de 2011

MIS ANÉCDOTAS 14



Durante unos cuantos años y hasta que mis hijas se hicieron mayores empleé mis vacaciones de verano para ir de voluntaria a los campamentos de la parroquia de mi pueblo, a la vez que hacía algo útil por los demás compartía con mis hijas en plena Naturaleza esos días de vacaciones para ellas. Un año en uno de esos campamentos nos dice la cocinera que hacía falta comprar una serie de cosas así que nos fuimos con el cura, que era el único que disponía de coche, y otra amiga monitora al pueblo más próximo,  a comprar. Dimos unas vueltas con el vehículo por las calles del pueblo en busca de una tienda de comestibles ,( no conocíamos el pueblo) nos metimos en un callejón donde había unas escaleras al final que para cuando las quisimos ver ya las estábamos bajando con el coche incluido.......... al terminar de bajarlas el “pater” frenó y le dijimos ¿de donde han salido estas escaleras? ¿cómo no las has visto?.......le estábamos echando las culpas a él solito sin pensar que nosotras y sobre todo yo que iba a su lado tampoco las vimos. Después del susto nos hizo gracia la cosa ya que no pasó nada ni a nosotros ni sorprendentemente al coche (su “famoso” Renault 5 amarillo, que le cantábamos siempre, en broma, las canciones del submarino y del tractor amarillo). Después de hacer las compras regresamos al campamento con bastante buen humor y siempre que nos juntamos pasamos un buen rato recordando esta anécdota ........y muchas más que nos ocurrieron en esos años inolvidables de voluntariado.

6 comentarios:

  1. Que bueno y que locuraaaaaaaaaaa. un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Charo es una manera de servir y contribuir. Lo del coche fenomenal...hubo suerte...me gustaría veros...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Amiga que buena anécdota, me imagino la sorpresa cuando se dieron cuenta que iban por la escalera en el auto jajaja, pero que bien que no les yaya pasado nada, y ahora puedan reírse al acordarse.
    Cariños que estés muy bien.

    ResponderEliminar
  4. Que suerte poder contarlo sin un solo rasguño, pobrecito coche el susto que se debio pegar. Esperamos las próximas anecdotas.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  5. De bajar por las escaleras, coche incluido (casi siempre bicicletas) tengo unas cuantas...

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias por las rosas Charo, y que te sigan ocurriendo más experiencias inolvidables a lo largo de tu vida :)

    ResponderEliminar

OS AGRADEZCO VUESTROS COMENTARIOS PUES ME HACEN MUY FELIZ :-)