MENSAJE PARA MIS AMIG@S

viernes, 29 de mayo de 2015

MIS ANÉCDOTAS 29







Estábamos de vacaciones en el camping Joyel de Noja en Cantabria y ya solo nos quedaba un día así que decidimos aprovecharlo y nos marchamos al pueblo de Isla, este pueblo se puede ir andando cuando la marea está baja ya que el agua te llega hasta las rodillas pero cómo era por la tarde nos fuimos en coche por carretera y así inspeccionábamos un lugar que nos habían dicho que estaba muy bien y que desconocíamos. Nada más llegar aparcamos decididos a investigarlo todo. La idea era elegirlo de vacaciones para otro año si nos gustaba así que comenzamos con toda ilusión el recorrido. 
No habían pasado ni 5 minutos cuando una pareja un poco más jóvenes que nosotros, nos paran y nos saludan preguntándonos cómo estábamos, pero al mirar solo a mi marido yo pensé que eran conocidos de él pero no me los presentó  y aunque este hecho es ya de por sí  algo sospechoso yo quise  pensar que fue un despiste  que más tarde yo se lo reprocharía. 
La conversación entre los dos hombres va cogiendo cada vez más confianza hablando de las maravillas del lugar y que era la primera vez que ellos  iban allí, ella entonces nos dice que quiere enseñarnos  el hotel donde se hospedan y la habitación , yo pensaba:  “caramba pues se tienen que conocer mucho” así que nos dirigimos al hotel y nos entran a su habitación y comienzan a enseñárnosla elogiando todo . Yo ya me estaba cansando pues la cosa se alargaba y mi interés por recorrer el lugar no se iba a cumplir viendo la hora que era. Decidimos salir de la habitación pensando en que ya era hora de despedirnos y decirnos adiós cuando para mi sorpresa el “supuesto amigo” nos dice de tomar algo en la cafetería del hotel y cómo insiste mucho mi marido acepta &%$?%&¿ . Nos sentamos en la terraza y llega el camarero para anotar nuestras peticiones, cómo soy muy discreta cuando me invitan pido el refresco más sencillo y barato, igual hace mi marido, la señora al ver nuestras peticiones pide lo mismo y al llegar el turno al “supuesto amigo” este pide un helado de varios pisos con todo tipo de decoraciones cada cual más apetitosa…….a mí se me hicieron los ojos “chiviritas” pues me encantan los helados  y creo que a los demás también pues aunque mi marido y yo nos callamos discretamente la mujer  del “supuesto” no pudo evitar decir “pero que morro tienes”……………..
Consumimos todo y me imagino que el “interfecto” del helado arquitectónico quedó más  que complacido con semejante obra de arte que se metió entre pecho y espalda. La conversación no paraba y ya se estaba haciendo demasiado tarde, pues anochecía , así que mi marido dijo de irnos y al ver que nadie llamaba al camarero lo llamó él y en vista de que el otro no hacía mención de pagar pues también pagó mi sufrido marido que si lo llego a saber me pido una “obra arquitectónica helada” con más pisos y más adornos . 
Nos despedimos y salimos huyendo, una vez lejos le pregunto a mi marido quienes eran y por qué no me los había presentado y me dice que no sabía que a lo mejor sería alguno que hizo la mili con él pero yo le contesté que imposible pues eran algo más jóvenes que nosotros, entonces dijo que podrían ser del pueblo próximo al nuestro al que mi marido solía ir con frecuencia. Por supuesto que se nos fastidió nuestro recorrido investigativo del lugar y regresamos con esa sensación de amargura y decepción al haber malgastado nuestras últimas horas de vacaciones con unos desconocidos un tanto cara dura. Pasaron los años y mira por donde nos trasladamos a vivir a ese pueblo cercano y maravilloso llamado Fuenmayor ( donde sigo viviendo) del que mi marido suponía que podían ser. Resultó que a los pocos días y dando un paseo por el pueblo los veo y para mi sorpresa ni nos saludan. A lo largo de los 13 años largos que hace que vivo aquí me los he encontrado infinidad de veces y jamás han vuelto a saludarnos algo que por supuesto les agradezco pues hubiera resultado un tanto peligroso para nuestro bolsillo un nuevo encuentro con esta pareja  tan singular.



29 comentarios:

  1. Las vueltas de la vida.... tu cuento me da un poquitin de miedo hoy, mayo 2015, te soy sincera. Ni loca salgo con personas extrañas... no sabes como terminas, claro te sucedió hace 13 años, la situación no era la misma de ahora. Cariños

    ResponderEliminar

  2. Passei para uma visita.

    Muita paz e muitas alegrias!
    Beijinhos.
    ❤ه° ·.

    ResponderEliminar
  3. A mi me da un poco de miedo estas personas desconocidas pero siempre aprendemos en la vida jajajaj.Bsss

    ResponderEliminar
  4. Nunca sabes las intenciones,y la sorpresa puede ser desagradable,me ha encantado tu historia,un abrazo

    ResponderEliminar
  5. jejeje yo lo que creo es que necesitaban a alguien que los invitase a el helado y os eligieron a vosotros al veros cara de buenas personas.
    Que cosas!
    Cuidate mucho besotessssssssssssssss

    ResponderEliminar
  6. Hola Charo, que cara la de esos "amigos", creo que son de esos timadores que siempre están al acecho para ver a quien enganchan, y en ese momento os toco a vosotros por ser buenas personas y no mandarlos a paseo desde el primer momento, la pena que os fastidiaron ese día, pero en recompensa estáis viviendo en un sitio bien bonito, no vale la pena saludar a gente así, ellos son los que pierden y vosotros ganando:)

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Tu historia me da casi miedo; ¡qué gente más cínica y aprovehada!. Hay un recorrido precioso por la zona hasta Santoña bordeando la costa, caminando por las playas y subiendo a los preciosos montes del macizo del Buciero para terminar frente al mar en Santoña. Estuve a punto de intentar pasar andando la ría de Ajo en marea baja una vez; nadando incluso si mi mochila hubiera sido impermeable, pero tuve que dar toda la vuelta andando por una zona preciosa hasta el primer puente en la comarcal CA-141 y llegar así a Ajo. Volví a Bilbao en varios autobuses.

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El comentariom estaba duplicado; no sé porqué.

      Eliminar
  9. Hay gente que es capaz de todo para aprovecharse de los demás, hay que tener cuidado e ir con mil ojos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. La verdad es que siempre aprendemos. Un beso me ha encnatado leer tus vivencias.

    ResponderEliminar
  11. Qué cosa tan curiosa... No puedo entender que alguien se adose sin conocer de nada al otro... Es increible!

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  12. Jajajajajja!!! No sé si es una anécdota verídica o producto de tu imaginación, pero la cuentas tan bien que no me he perdido una letra. Un thriller en toda regla!! Como dice Obelix... están locos estos romanos...

    ResponderEliminar
  13. jajaja!...las intenciones a veces nos `pillan desprevenidos, en las vueltas que da la vida.
    Un placer leerte siempre.
    Un fuerte abrazo Charo.

    ResponderEliminar
  14. Pensaba ya que tu marido ni lo conocía y se trataba de un equívoco.

    Yo tengo un problema, cuando viene alguién viene a saludarme...soy muy mals fisonomista y la mayoría de las veces no caigo quién puede ser.

    Besos

    ResponderEliminar
  15. Recordar siempre és bueno
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  16. ¡Cielos, apreciada Charo!
    El relato me puso nerviosa, en algunas latitudes es muy peligroso llevar desconocidos en el auto. Afortunadamente solo eran unos ingratos.
    En cuanto al viaje por la playa, con mi familia hicimos alguna vez algo semejante; estábamos muy felices hasta que medimos la distancia y el tiempo: la marea había comenzado a subir, tuvimos que regresar.
    Deseo que pases un maravilloso fin de semana, un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  17. Recordar es vivir Charo.
    La vi por facebook la anécdota, pero no podía comentar.

    Besote

    ResponderEliminar
  18. Hola charo,, Aburridos, latosos, desconocidos, y encima gravosos, vaya caradura.

    Feliz fin de semana Charo besos

    ResponderEliminar
  19. Hola charo,, Aburridos, latosos, desconocidos, y encima gravosos, vaya caradura.

    Feliz fin de semana Charo besos

    ResponderEliminar
  20. No deja de ser instructiva esta anécdota tuya!!!...la verdad es que en más de uno de nuestros viajes hemos topado con gente parecida...pero ya somos unos artistas en darles esquinazo e ir a lo nuestro, educadamente claro...ja,jajaaaaa!!!

    Un gran abrazo, amiga!!! ;)

    ResponderEliminar
  21. HOLA cielo, perdona pero me he reido un monton con tu anecdota y ya con lo de ser vecinos,,, jajaja, los teneis pillados,que cara mas dura.!!!
    Hay mucha gente asi de gorrona
    Un besazo preciosa!!!

    ResponderEliminar
  22. Hola Charo.
    me parece que son unos cara dura esos personajes, y mejor no te les acerques , quizá que quieran obtener de ti. unos sinvergüenzas, me da rabia que exista gente así!! bueno eso te debe servir de experiencia, para no confiar en nadie, menos en estos tiempos.
    gracias por tus palabras en estos momentos que vivo.
    baendiciones.

    ResponderEliminar

  23. ✿ه° ·.

    Tenha um maravilhoso fim de semana!
    Beijinhos.
    Brasil.
    ˚ه❀❀ミ
    ✿ه° ·.

    ResponderEliminar
  24. que caraduras, de esos hay muchos, y encima esa anecdota me ha pasado tambien a mi, gente que hace pasar por supuestos amigos para gorronear, un besazo

    ResponderEliminar
  25. Me asusté cuando fueron a la habitación... menos mal que solo fue perder unos euros... Qué historia amiga! Besos.

    ResponderEliminar
  26. Querida amiga hay gente para todo, pero los sinvergüenzas aparecen cada día mas, mira que bien les vino que tu marido fuese tan amable y educado, y seguro que de ahora en adelante tendréis más cuidado con gente así. Un beso a los dos.

    ResponderEliminar
  27. Querida amiga hay gente para todo, pero los sinvergüenzas aparecen cada día mas, mira que bien les vino que tu marido fuese tan amable y educado, y seguro que de ahora en adelante tendréis más cuidado con gente así. Un beso a los dos.

    ResponderEliminar

OS AGRADEZCO VUESTROS COMENTARIOS PUES ME HACEN MUY FELIZ :-)