MENSAJE PARA MIS AMIG@S

jueves, 14 de agosto de 2014

ANÉCDOTA HOSPITALARIA





ANÉCDOTA HOSPITALARIA DEL 22-4-2014
Ya sabéis que este año han tenido que ingresar a mi marido 5 veces.
En el tercer ingreso estábamos en la habitación 317.  Un día, tras haber pasado ya 17 días,  le dijo el médico a mi marido que podía levantarse y andar. Sabíamos que en esa misma planta estaba ingresado un pariente de mi marido al que yo no conocía ni había visto nunca. Según nos informó una de nuestras visitas estaba en la habitación 314 cerca de la nuestra. Salimos al pasillo a dar un paseo y al pasar delante del número 314 vimos la puerta abierta, había un señor en cama y una señora en la butaca, yo di por hecho que eran los parientes y pregunto si quiere entrar a verlos me dice que sí y nos acercamos a la puerta , se veían perfectamente y claro una se imagina que su marido también los ve ( a pesar de no llevar las gafas puestas). Cuando estábamos para entrar se arrepiente y dice que volvamos a nuestra habitación que ya entrará en otro momento cuando venga a la tarde su hermano y así ir los dos juntos. Nos dimos media vuelta y cuando ya casi nos acercamos a nuestro cuarto cambia de opinión y me dice vamos a ver al pariente…….pues de nuevo nos damos la vuelta y nos dirigimos a hacer esa visita de cortesía, la puerta seguía abierta del todo por lo que se veían bien a sus ocupantes (eso creía yo). Entramos muy decididos yo siguiendo a mi marido. Una vez dentro le pregunto al señor que tal estaba y me empieza a contar toda su odisea hospitalaria, lo que tenía y lo que le iban a hacer, se encontraba en reposo absoluto, su esposa ( me imagino que era su mujer ) mete baza también en la conversación y dice que le amenaza con marcharse a casa si se levanta de la cama y  bla,  bla,  bla, bla……………
 Mi marido estaba muy calladito y yo pensaba que cómo el hombre está bastante deprimido por tanto día de hospital no tenía ganas de hablar así que yo empiezo a contar también nuestras batallitas hospitalarias con la confianza de saber que se las cuentas a unos parientes que aunque yo no los conocía  nos unía, aparte del parentesco, la enfermedad……vamos que me explayé cómo si los conociera de toda la vida y le di a base de bien a la de sin hueso. Al cabo de un rato miré el reloj y vi que era hora del antibiótico así que me despedí diciendo la causa de nuestra marcha y deseándole pronta recuperación y que todo le fuera bien. Nada más salir del lugar del “equívoco” el calladito de mi marido me dice con mucha suavidad: ESE NO ERA MI PARIENTE   ¿&$¿%?$&?   ¡¡ Ahora entendía el motivo de quedarse todo el tiempo  tan callado !!. …….y yo que pensaba que era porque no tenía ni fuerza ni ganas de hablar el pobrecito.
Cómo podréis adivinar me quedé alucinando en colores. Le pregunté por qué  entró  al cuarto y me contestó que al estar en la entrada de la puerta y cómo nos miraban pensó de momento que sí que eran, pues además hacía tiempo que no los veía, se dio cuenta del error cuando ya estábamos dentro de la habitación  pero cómo yo comencé a hablar  nada más entrar y los otros tampoco se callaban le dio reparo cortar la conversación y decir que nos habíamos equivocado.

33 comentarios:

  1. jajajajajaj! Vaya Charito, que no puedo parar de reír jajajaja, me parece estar viendo la escena- Gracias por compartir la experiencia. jajajaj. Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  2. Qué situación Charo!. Ellos habrán quedado con la impresión de que vosotros estaríais aburridos o que seríais realmente amables por entrar a "confraternizar" en esa circunstancia. Besos Charo, un poco de humor agregado para sobrellevar la situación. Me divirtió tu modo de comentarlo y la lata que se dieron las dos mujeres... El otro hombre: Qué habrá pensado?

    ResponderEliminar
  3. Genial, a veces las equivocaciones dan alegrías. Seguro que el enfermo os lo agradeció:-)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. En el hospital suele pasar esto mas de una vez. De todas formas si el paciente estaba aburrido lo entretuviste un rato y eso se agradece. Besos guapa y a ver si tu marido se recupera del todo.

    ResponderEliminar
  5. jajajaja! Es el segundo comentario que te envío porque parece que el primero no ha entrado. Te decía que me estaba riendo tanto mientras te leía, que aquí me estaban preguntando qué me pasaba.

    Gracias por compartir la anécdota. Eso de acabar hablando por los codos con desconocidos suele suceder cuando estás en circunstancias que no son las habituales...

    Espero que tu marido se encuentre ya bien. Os deseo lo mejor. Un beso Charo!

    ResponderEliminar
  6. Jejeje, estos hombres, te dejan hacer una de cosas y se quedan tan panchos.

    ResponderEliminar
  7. ;) Cosas que pasan...Mi esposa hace algo similar de vez en cuando :D

    Besote guapa

    ResponderEliminar
  8. Eso sucedió por un simple error, pero yo conozco
    a gente que le gusta hacer eso con suma naturalidad
    y sabiendo que no conoce de nada a esa persona
    supongo que la gente de pueblo es más cercana
    y lo hace con esa bondad de compartir experiencias.

    Un placer la visita
    y espero que todo vaya bien en el hospital
    un saludo Charo.

    ResponderEliminar
  9. Nuestros recorrido por este camino llamado vida se nos está cerrando poco a poco,por lo taanto debemos de tener la obligacion de disfrurar de ese don que nos dió la naturaleza

    ResponderEliminar
  10. Jajaja, hoy pense que no me reiría y lo he hecho con ganas!
    Algo parecino me ha ocurrido a mi una de las veces que estuve ingresada que (antes lo hacia con frecuencia) sili que yo era la enferma y al hablarme creí que como soy tan despepitada. jajaja...Hasta que de a decirme que me habían confundido con una amiga de la juventud, pero que al enterarse, jajaja, venían a decirme que de todos modos les gusto la equivocación, jajaja y nos hicimos amigos,
    ¡Cuidaros mucho querida Charo! Hasta pronto.
    Besicos

    ResponderEliminar
  11. jaja, que bueno lo de tu marido, tan calladito jaja, por lo menos pasaste un rato entretenida con los supuestos parientes, me ha gustado tu anécdota, tan real ya que suele pasar mucho, porque en los hospitales parecemos todos familias jaja. un besazo

    ResponderEliminar
  12. jajaaj, a veces suelen pasar estas cosas en los hospitales
    como andas querida Charo, hace mucho que no pasaba a leerte, espero estes bien. Buen fin de semana. un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Jajajaaaaa...muy bueno!!! Si yo te contara de anécdotas hospitalarias que conozco, bueno...soy sanitario, tengo para escribir un par de libros...algunas son realmente tan buenas como la tuya y eso ayuda a sobrellevar el ambiente en el que trabajamos.

    Un gran abrazo, Charo...y no pierdas ese sentido del humor, amiga!!! ;)

    ResponderEliminar
  14. °º。✿
    Mesmo não sendo parentes, é muito bom novos amigos.

    Bom fim de semana!
    Beijinhos.
    ·..✿✿⊱

    ResponderEliminar
  15. Los visitados se habrán sentido bien con la visita, sean o no familiares les han hecho un bien.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Mais um final de semana
    não percebemos o quanto o tempo tem passado rápido
    em nossa vidas...
    Vale lembrar que o tempo não passa por
    nós ,e sim nós que passamos por ele ..Tal a correria da nossa vida
    das nos a Sensação que o tempo voa.
    A dura realidade é que nunca paramos
    para saber se alguém chora precisando de uma palavra de carinho.
    Sinto isso na carne a cada amanhecer a falta
    de afeto a simplicidade de um afago acariciando a alma.
    Elevo meu pensamento a Deus no infinito
    sinto uma lagrima rolar ao sentir que o Pai
    nunca se afasta de mim .
    Nunca me deixa sozinha.
    Numa prece silenciosa rogo
    a Deus por dias menos dolorosos .
    Para todas as dores do mundo
    incluindo a minha também.
    Meu amor e carinho para você.
    Um final de semana abençoado.
    Leve meus beijos na alma
    e meu carinho no coração.
    Evanir.

    ResponderEliminar
  17. Que experiencia hospitalaria más especial.

    Abrazos para ti

    ResponderEliminar
  18. Hola Charo, jeje como me hubiese gustado ver la cara de tu marido mientras tu les contabas todo a los que creías familiares jeje, al menos estuvisteis un ratito entretenidos:), gracias por compartirlo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  19. Las cosas que pasan en los hospitales son de todos los colores y sabores, al menos esta vez fue algo agradable.

    Abrazos para los dos.

    ResponderEliminar
  20. Tu humor consigue que tu vida transcurra con más placidez

    ResponderEliminar
  21. Jajajaja, no te dio ni un leve codazo, un guiño de ojo, jajajaja, simpatiquísima anécdota Charo, jajajaja, te vino bien para ejercitar la sin hueso, jajajajaja. Me has alegrado la mañana en serio. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. ¡Qué risa Charo!
    Hasta en momentos difíciles hay momentos para la risa.No todo es malo y es una anécdota graciosísima.Besicos.

    ResponderEliminar
  23. Igino que quedadian encantados por tu amabilidad jiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii
    besos

    ResponderEliminar
  24. Tus observaciones,junto al tiempo que tubiste en el hospital,te pueden haber servido para enriquecerte

    ResponderEliminar
  25. Buenos días Charo. Mi madre también suele dar por supuesto cosas y se lanza con esa cordialidad familiar, de pequeño me enfadaba pero con el tiempo he descubierto que quienes son mi Madre y mis hermanos y hermanas son precisamente éstos que cumpliendo la Voluntad de Dios pasan por este valle de lágrimas, sobre todo el hospitalario, y que hablar con ellos, lejos de parecer una sucesión de quejas, descontentos, sufrimientos, etc. es muy reconfortante, para el que habla y escucha. Dios nos hermana con Cristo crucificado y en nuestra rebeldía tiene inmensa misericordia. Deseo que también muestre Su Gloria derramando una Sanación completa.Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  26. A mi me suele pasar que soy muy mala fisonomista y me ocurre muchas veces que hay personas que me saludan y no recuerdos de que las conocíay hay veces que vienen con tal entusiasmo a saludarte que me da corte decirle que no recuerdo cuando nos conocimos.

    Besos

    ResponderEliminar
  27. Com meu carinho de sempre venho agradecer
    as palavras reconfortantes deixadas no meu blog.
    Tudo isso me leva pra frente dizendo
    continue ainda existe quem te quer bem do outro lado da telinha.
    Ando protelando meu afastamento por
    conta de pessoas tão importantes para mim como você é ,
    a um longo tempo caminhando comigo.
    Eu sou humilde demais , eu amo demais ,
    eu me envolvo demais , eu luto demais ,
    talvez seja essa garra que deixa
    gente brava outras feliz e tão contente.
    Hoje venho te pedir uma gentileza.
    Apesar dos meu quase 10 anos de blog
    por algumas vezes termino entrando
    em alguma coisa , que me deixa feliz em participar
    a mais de 5 anos deixei de participar de tudo nos blogs
    por perder o encanto por muita coisa.
    Veio o convite eu fui tentar ser poeta por um dia
    hoje peço seu voto
    se achar que meu poema vale seu voto.
    Nome do meu poema?
    "Você é minha Poesia"..
    Endereço para votar.
    http://ostra-da-poesia-as-perolas.blogspot.com.br/
    È complicado pra mim pedir voto,
    pois sempre achei que merece ganhar sempre
    todos os pemas.
    È lindo mesmo que seja um único pensamento.
    Caso for votar é votar e confirmar seu voto
    é complicado ,
    mais acredito no seu potencial de
    votar e de escolher.
    Um abraço cheio de carinho.
    Evanir.
    PS.Quando terminar farei uma
    postagem como o nome de todos amigos
    que confiaram em mim seu voto.

    ResponderEliminar
  28. Al hacer marinas en la orilla del mar,podemos tener las ventajas de poder trabajar con muchas tonalidades

    ResponderEliminar
  29. Siempre es bueno escuchar a las personas, hoy más que nunca. Buena decisión.
    Saludos
    David C.

    ResponderEliminar
  30. Anda charito como le diste a la mojada sin hueso jajaja...mira me lei todo imaginando el final jaaaaaaaa
    mira la gente me quereis tanto que no me dejais marchar ayyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyy
    besos
    Mari

    ResponderEliminar
  31. Las frutas y verduras son regalos que nos hace la naturaleza

    ResponderEliminar
  32. Todo tine su principio,su esplendor y su decadencia

    ResponderEliminar

OS AGRADEZCO VUESTROS COMENTARIOS PUES ME HACEN MUY FELIZ :-)