MENSAJE PARA MIS AMIG@S

viernes, 20 de enero de 2012

RELATO PARA REFLEXIONAR 4


Un hombre de 92 años,  muy bien vestido, quien cuidaba mucho su apariencia, se está cambiando a una casa de ancianos.
Después de esperar varias horas en la recepción, gentilmente sonríe cuando le dicen que su cuarto está listo.
Conforme camina lentamente al ascensor, usando su bastón,  le describen su cuarto, incluyendo la hoja de papel que sirve como cortina en la ventana.
Me gusta mucho, dijo, con el entusiasmo de un niño de 8 años que  ha recibido una nueva mascota.
Señor, usted aún no ha visto su cuarto, espere a que                       lleguemos.
Eso no tiene nada que ver, contesta.
La felicidad yo la elijo por adelantado.  Si me gusta o no el cuarto no depende del mobiliario o la decoración, sino de cómo yo decido verlo.
Ya está decidido en mi mente que me gusta mi cuarto. Es una decisión que tomo cada mañana cuando me levanto.
Yo puedo escoger: Puedo pasar mi día  en cama enumerando todas las dificultades que tengo con las partes de mi cuerpo que no funcionan bien, o puedo levantarme y dar gracias al cielo por aquellas partes  que todavía trabajan bien.
Cada día es un regalo, y mientras yo pueda abrir mis ojos, me enfocaré en el nuevo día, y todos los recuerdos felices que he construido durante mi vida.
La vejez es como una cuenta bancaria: Tú retiras al final lo que has depositado durante toda tu vida.
Así que mi consejo para todos es que depositéis toda la felicidad que tengáis en vuestra  cuenta bancaria de recuerdos.

LLEGADO POR CORREO

14 comentarios:

  1. Muy emocionante tu entrada. Ayer precisamente conocí a un poeta valenciano que tiene la friolera de 102 años.
    No es un cuento.Y no son los años lo importante. Lo más increíble es que escribe poesía, hace cursos en la universidad y todavia cuenta chistes.
    Yo también veo la botella casi llena la mayoría de las veces.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Una buena reflexión querida amiga que en la mayoría de las personas no resulta, la vejes es la peor parte de la vida ojala yo no viva tantos años creo que cuando debes depender de otros esta de más vivir, y los ancianos que son auto valente son muy pocos, lo digo por mi padre que tiene 91 años, y se aburre si no estas todo el día pendiente de el se que hay algunos que disfrutan su vejes pero son los menos una buena entrada querida amiga.
    Un gran abrazo que estés muy bien.

    ResponderEliminar
  3. Yo también he llegado a la conclusión de que el problema estaba en la entrada del poema de, "Pegaso"
    Acabo de eliminar de mi blog esa entrada a ver si avanzamos algo.
    También he eliminado la música del blog que tanto me costó encontrarla, ¿ recuerdas?
    . Si no lo conseguimos seguiremos investigando.

    Hoy he hablado de tu última entrada, toda la mañana. Es realmente motivadora. Y con ella, he arrancado alguna sonrisa que otra.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Siempre es grato ver la vida de manera positiva, y el botón para ponerlo en marcha esta dentro de nosotros mismos.

    Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  5. ¡Ay, Charo! Compruebo que tenemos unos puntos de coincidencia...
    Tu entrada, impecable.
    La edad, tonterías de 'otro tiempo', jejeje.
    ¿Qué, quién me inspiró en 'Ro-manoslibres'? No te creerá que miraba a mi nieto el chiquito, esta noche bajo mi custodia, durmiendo plácidamente y llegó un retazo amplio de 'mi vida' de ayer mismo.
    Eso fue todo.
    Escribes espléndido, guapa.
    Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
  6. Hola Guapa:

    Ayer, en la consulta, me vino un paciente que vive en residencia desde hace algo más de un mes.
    Decidió ir allí luego de estar un tiempo pasando en casa de los hijos.

    Me dijo textualmente: La mejor decisión que he tomado. Desde de que murió mi esposa, no había encontrado la felicidad, hasta ahora

    Besote guapa

    ResponderEliminar
  7. Agradable y estimulante relato, para los ancianos y a los que esperan llegar a serlo.

    ¿Pero de verdad existe la vejez?

    ¿Cual vejez?

    Saludos manolo

    ResponderEliminar
  8. Siempre es bueno tener una actitud positiva, todo resulta mejor.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Un ejemplo maravilloso. me está haciendo falta ese optimismo para sanar y regresar pronto. Un abrazo grande y todo mi cariño y agradecimiento por estar.

    ResponderEliminar
  10. Fantastico el relato del viejo...me ha convencido ...todo es del color del cristal con que se mira"
    "de Calderón "
    un beso muy grande
    Marina

    ResponderEliminar
  11. Choro, discúlpame, no tengo tiempo de leerte , déjame que te deje mi cariño que es mucho , estoy con tribulaciones de tiempo grandes.
    Con ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  12. IntentÉmoslo por lo menos.


    Vengo a darte el beso de buenas noches

    MUACCCC

    ResponderEliminar
  13. genial a todas luces,
    saludos

    PD te agradezco los comentarios sobre mi poema Cuando Llueve, recitado por Santiago

    ResponderEliminar
  14. Hola Charo, que entrada tan bella y tierna, es verdad que ser feliz no depende del color de una cortina, o de un mueble, la felicidad es un sentimiento que cada uno controla a su gusto. Me ha gustado mucho tu entrada. Un beso amiga.

    ResponderEliminar

OS AGRADEZCO VUESTROS COMENTARIOS PUES ME HACEN MUY FELIZ :-)