MENSAJE PARA MIS AMIG@S

sábado, 22 de diciembre de 2007

CUENTO DE NAVIDAD


EL ARBOL QUE NO TENIA LUZ


Hubo una vez un pueblo cuyos habitantes siempre estaban enfadados, peleaban mucho, se tenían envidia, mentían, no se ayudaban ni compartían, trataban de ser felices comprándose muchas cosas y llenándose de caprichos pero eso no les daba la felicidad y seguían de malhumor.
Se acercaba la Navidad, un día un vecino le dijo al alcalde: acabo de llegar del pueblo que hay al otro lado del valle y me he enterado de que van a poner un árbol de Navidad ¿por qué no hacemos nosotros lo mismo?.
Al alcalde le pareció muy buena la idea pues no iban a ser ellos menos que el otro pueblo, así que decidieron ponerlo en la plaza mayor. Les costó varios días porque unos no colaboraban, otros no se ponían de acuerdo, se criticaban mutuamente y peleaban. Al fin quedó listo, la sorpresa fue grande cuando vieron que no daba luz. El alcalde mandó llamar al mejor electricista para ver donde estaba el fallo pero no lo encontró, le fue imposible iluminarlo. Alguien dijo: ¡mirad que resplandor hay al otro lado del valle!, todos miraron y se quedaron maravillados y llenos de envidia.
Decidieron mandar unos espías para que averiguaran cómo habían logrado iluminar así su árbol. Después de varios días regresaron contando cosas fantásticas: la gente de ese pueblo, dijeron, es muy feliz, nunca pelean, no se tienen envidia, se ayudan mutuamente y comparten todo, nadie se enfada nunca y reina la alegría, están llenos de paz y amor porque dicen que si no no puede haber Navidad. Esto les hizo reflexionar y decidieron cambiar, porque en el fondo si querían que Jesús naciera en ellos, seremos mejores desde ahora, nos vamos a querer y compartiremos todo, en vez de gastar tanto dinero lo daremos al que lo necesita, ya no nos enfadaremos más.
A medida que cambiaban se dieron cuenta de que eran más felices, entonces decidieron quitar el árbol que no daba luz y pusieron otro en muy poco tiempo pues ahora todos colaboraban llenos de alegría. Al terminarlo todos se asombraron al ver la luz que desprendía iluminando a todo el pueblo. Se abrazaron muy contentos dando gracias a Dios porque ahora sí que iba a venir la Navidad ya para siempre a su pueblo porque allá donde haya un árbol iluminado nace Jesús y decidieron mantener siempre iluminado su árbol. CHARO

1 comentario:

OS AGRADEZCO VUESTROS COMENTARIOS PUES ME HACEN MUY FELIZ :-)