MENSAJE PARA MIS AMIG@S

sábado, 20 de febrero de 2016

MIS ANÉCDOTAS FUEGO EN CASA




MONTAJE HECHO CON LA CASA AUTÉNTICA DONDE VIVÍ
Viví durante unos años en una casa de la empresa donde trabajaba que no tenía calefacción y era muy fría, INMENSAMENTE FRÍA Y HÚMEDA, la ventaja era que estaba al lado de mi trabajo, no tenía que pagar alquiler  y me pagaban la luz y el agua  ………..todo lo demás eran serias desventajas ya que entre otros serios inconvenientes no podía poner más que un calefactor eléctrico porque de poner alguno más  se iba la luz y los de gas no me gustaban, aguanté allí hasta que me despidieron del trabajo y me dijeron que tenía que abandonar la casa.
 Una madrugada me desperté sobresaltada  con mi habitación llena de humo (gracias a Dios que me desperté porque de lo contrario no lo estaría escribiendo) desperté a mi marido, abrí la ventana y salimos tumbados por el suelo hasta la puerta de la calle pues la casa estaba llena de humo  y apenas se podía respirar aunque mi marido vio que el fuego era en la sala y tuvo la valentía de entrar y abrir la ventana  pero al abrirla salieron llamaradas de los cojines del sofá grande,  se estaban consumiendo  debido a una manta eléctrica que me dejé encendida y que la tenía en el sofá para arroparnos con ella mientras veíamos la TV,  los cogió  con el riesgo de quemarse  y  los tiró a la calle, también abrió la puerta de la cocina donde estaba nuestro perro totalmente asustado aunque no salió ni un ladrido avisador y eso que era un perro que ladraba mucho y salió disparado cómo una flecha hacia la calle sin preocuparse de nadie más. Vivíamos en una planta baja,  y ahí estaba yo en la calle en pijama y descalza en pleno invierno , del susto que tenía no me enteré del frío que hacía. El perro desapareció y no regresó hasta pasado un buen rato cuando ya no había humo en casa y se consumieron totalmente los cojines por el fuego,  así que decidimos entrar para terminar de dormir ya que había que madrugar. Al día siguiente llegué descompuesta a mi trabajo y conté lo sucedido con mucha congoja pensando que fue un milagro que yo me despertara y que mis hijas no estuvieran en casa ya que al ser época de estudios estaban en sus respectivas universidades .  Al regresar del trabajo y volver a casa , mi marido  (trabajaba en turno de tarde) me contó que la vecina de arriba ( que también estaba de prestado pero sí que tenía una buena calefacción) le había echado una bronca por el descuido que yo tuve ………ya no volví a usar manta eléctrica ni la usaré jamás. Tuvimos que comprar un sofá nuevo pero Gracias a Dios no hubo ningún otro daño ni físico y de material solo el sofá.

49 comentarios:

  1. Mi querida Charo.
    Vaya mal rato y susto grande, seguro que no se te olvida en la vida.
    Esa es una de las cosas por las que has pasado.
    Estoy segura que de cada vida se puede escribir un libro.
    Y menos mal que sólo fue el sofá.
    Un abrazo y una sonrisa, porque hoy ya lo ves de ptra manera.
    Ambar

    ResponderEliminar
  2. que susto te llevarías y gracias a dios puedes contarlo, porque si no hubiese despertado no podrias contarlo, y a mi nunca me ha gustado las mantas elecricas y ahora menos, un besito

    ResponderEliminar
  3. Hola Charo, vaya susto que os llevasteis, lo raro que el pobre perrete no ladrase ni nada ya que en muchas ocasiones gracias a ellos se salva la gente, pero bueno lo importante de todo esque a vosotros no os paso nada aparte del susto y lo material que tuvisteis que reponer, de todo aprendemos y de ese gran susto seguro que también, a mi tampoco me han gustado las mantas eléctricas nunca, me dan yuyu:)

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. En mi casa en verano también se incendió, la cocina entera por un despiste de mi hermano desde entonces la cocina es de luz, tuvimos que cambiar la cocina entera, estabamos todos dormidos menos mi hermano que se quefo dormido haciéndose unas patatas y nos despertó sus gritos que gracias a dios se despertó si no tampoco lo cuento yo. Pero lo más gracioso es que estaba la casa llena de humo y yo por la casa llamando a mi gato, tenemos a dos gatos pero la mas pequela tenía dos meses entonces y ese día por cosas de la vida estaba con nosotras en mi cuarto si no se hubiese muerto con tanto humo, y el gato grande estaba en el balcón sin enterarse de nada jaja.
    Otra cosa que también pasa en mi casa es que solo pueden haber dos electrodomésticos encendidos cocina/microndas/lavadora/ estufa esas son las combinaciones si enciendes 3 salta la luz, el gas se apaga cuando quiere y así estamos jaja.

    ResponderEliminar
  5. Vaya tela Charo, me has dejado con los ojos como platos. Debiste pegarte un buen susto. La verdad que en general y aunque hoy en día han avanzado mucho las cosas hay que tener mucho cuidado. Me alegro en el alma que se quedará en eso un susto y tenerte por aquí preciosa. Un besazo.

    ResponderEliminar
  6. ¡Menos mal que todo ha quedado en un susto!
    Todo lo que se pueda arreglar con un sofá nuevo...
    Hoy, al recordarlo, seguro que has dado gracias a Dios mientras nos lo estabas contando.
    Ya no sé si temo más al agua o al fuego.
    Cariños en el corazón.
    kasioles

    ResponderEliminar
  7. Afortunadamente un susto guapa. Una experiencia más, un momento más vivido.

    Besote guapa

    ResponderEliminar

  8. ✿‿⎠
    O perigo esteve muito perto!...
    Bom domingo! Boa semana!
    Beijinhos.
    ╰✿╯

    ResponderEliminar
  9. Mi querida amiga...Ayer ingrasaron a una prima mia profesora del INSTITUTO de León y peramos como hermanas yo solo un hermano y ella hija unica y nos hemos criado ya te digo como hermanas ...
    perdona por no contestarte ayer
    besos

    ResponderEliminar
  10. Menos mal que solo fue un susto. Un beso y feliz domingo.

    ResponderEliminar
  11. Charo, menudo susto al ver la casa en llamas debe de ser horrible, pero gracias a Dios no pasó nada.Valiente fue tu marido al tomar la decisión acertada. A mí la manta eléctrica me dio también un susto, desperté y no ardía pero no le faltó mucho, me quemo un poco una pierna.

    Te deseo una feliz semana.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. El fuego es horrorizarte siempre, menos mal que dentro de todo tan solo hubo daños materiales.
    Aquí las casas se queman enteras por la construcción de los materiales, hay mucha madera, el otro día decían que normalmente se tienen quince minutos para poder salir de la casa pero que hoy en día con los materiales sintéticos que tan solo tienes tres minutos por prender tan rápidamente.
    Menos mal que tan solo se quedó en un mal susto y hoy lo has podido contar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Una anécdota muy preocupante, estimada Charo
    Francamente no sabía que se corriera peligro con las mantas eléctricas. En casa no tenemos, pero cuando hemos visitado a una hermana de mi esposo, ella nos ha prestado una cuando nos hemos quedado a dormir. Dios es grande, afortunadamente sólo hubo daños materiales.
    Deseo que pases una maravillosa semana, un enorme abrazo

    ResponderEliminar
  14. Hayyy hija a mi hija Chary le pudo pasar lo mismo pero ella la tenía en la cama cuando paso pufffff menos mal que estáis bien las dos.Bs guapa y que solo quedó en un susto.

    ResponderEliminar
  15. Menudo susto amiga, ya me dejas sin ganas de conectar una manta grandota que tengo para mi casa de Ciudad Real, allí vamos poco y al llegar la casa está muy frio a, con la manta a la hora de dormir se está mejor, desde ahora… me lo pensare ¡vaya susto! Me alegro que no solo fuese la victima el sofá. Un beso grande Charo.

    ResponderEliminar
  16. Jo Charo, menuda experiencia nos cuentas! Qué mala pata lo de la manta, menos mal que te despertaste, y no se como pudisteis volver a subir para seguir durmiendo. Menos mal que todo quedó en un susto. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Hola Charo menos mal que todo quedó en un susto aunque grande. Esas experiencias nos sirven para aprender pero creo que no gustan a nadie.
    Cuidate besotesssssssssssssssss

    ResponderEliminar
  18. Hola: menudo susto y menos mal que lo puedes contar. Fue una suerte que te hubieras dspertado. Lo de olvidarse de desenchufar las mantas eléctricas es más frecuente de lo que creemos. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
  19. Hola Charo, me nos mal que no pasó nada. No me extraña que no hayas vuelto a usar ninguna manta eléctrica.

    ResponderEliminar
  20. Pufff menudo susto no?
    Gracias a Dios no pasao , nada , besos.

    ResponderEliminar
  21. Qué miedo, Charo. Con estas cosas hay que tener muchísimo cuidado
    Besos

    ResponderEliminar
  22. Menos mal que todo quedo en un susto y el mal menor fue la perdida del sofa. Besos

    ResponderEliminar
  23. Los olvidos suelen pasar facturas muy costosas
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  24. Menudo susto Charo, gracias a Dios todo quedo en eso, aún con la perdida del sofá, dando gracias.Las mantas eléctricas de siempre me han dado yuyu, como digo yo, jeje.
    Me alegro de sentirte bien y feliz.
    Besos Charo.

    ResponderEliminar
  25. Joder pues menos mal que todo quedó en un susto, porque efectivamente os pudo costar la vida, y morir achicharrados, solo de pensarlo se le pone a uno mal cuerpo. Por cierto a veces me cuesta mucho entrar en tu blog, sobre todo para ver los comentarios, ya que me sale una página muy rara, y luego me las veo y deseo, para salir de ella.

    Besos CHARO.

    ResponderEliminar
  26. vaya susto!!!

    besote!

    http://pitufinisima.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  27. Hola Charo. El fuego me da panico. Menos mal que todo quedó en un susto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  28. Alegrate que puedes contarlo y sólo te costó un sofá ;)
    Un beso

    ResponderEliminar
  29. Uuuuf, vaya experiencia la que vivistéis...una suerte que la cosa no fuese a más y además que actuaron de forma adecuada, bien hecho!!!

    Un gran abrazo, amiga...las anécdotas como esta se convierten en experiencias para toda la vida, no manta eléctrica, jajajaaaa!!! ;)

    ResponderEliminar
  30. Bueno Charo, en vista de que no pasó nada se puede uno reír, aunque podía haber sido fatal si no despiertas a tiempo. El detalle del perro es curioso, no avisa, con el buen olfato que tienen, y después sale corriendo huyendo de la quema como alma que lleva el diablo jajaja menudo “perro”
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  31. Como dicen, lo importante es la salud, lo demás queda como anécdota, lo superaste, saludos.

    ResponderEliminar
  32. Amiga Charo,ja faantasia es una meta qque todos deveriamos alcanzar

    ResponderEliminar
  33. Madre mía cada vez que se me va la luz ahora me acuerdo de este post jaja

    ResponderEliminar
  34. que barbaridad Charo ...menudo susto en la vida me pasó cosa semejante ha de ser terribe...lo qque si vivi es un temblor de tierra a la madrugada ...todos los de las casas saliamos con las bolsas de documentación y algo de comer pero todo rapido y grtando por que el ascensor se paró ...en fin Charo terrible lo que nos cuentas ...bueno ya ves asi todo la vida es hermosa
    besicos como tu dices ´´´¡¡¡Salada!!!

    ResponderEliminar
  35. Amiga Charo, a ti te gustan las claridades y el buen hacer
    Te felicito por ello

    ResponderEliminar
  36. Esta experiencia tuya, nos tiene que servir a todos para ser más precavidos y cuidadosos con estas cosas,
    Gracias por la experiencia que nos muestras y que gracias a Dios no tuvo consecuencias. con todo cariño

    ResponderEliminar
  37. Vaya experiencia Charo, el miedo, el frío, la angustia debieron ser brutales, lo malo fue el perro, que fue un canijo cobarde que huyó ante el enemigo y ni os avisó.

    Gracias a la serenidad de tu marido y tuya, todo queda en algo que recordar.

    Besitos con cariño.
    Ángeles

    ResponderEliminar
  38. Hola preciosa, que mal lo pasariais y menos mal que tus hijas estaban fuera, despues de la nochecita, al dia siguiente "a trabajar" en lugar de quedaros a descansar.
    Un besazo mi amiga preciosa.

    ResponderEliminar
  39. Amiga Charo,tus simapias y tu bién hacer,hace que tu blog aumente de amigos
    Un fuerte ab razo

    ResponderEliminar
  40. Gracias a Dios la cuestión no pasó a mayores y podemos podemos contar con tu grata amistad, gracias por compartir tus amargas experiencias.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  41. Charo, ¡¡Que susto!!
    No hay cosa que me de más miedo que el fuego. Tengo terror a cualquier quemadura.
    Yo también he usado manta eléctrica, pues cuando en una casa no hay calefacción todas las maneras de calentarse son pocas. Ahora que tenemos calefacción la uso menos, pero algunas veces mis pies tienen tanto frío que tengo que buscar un suplemento, jajaja.
    Que suerte tuvisteis de despertaros antes de que hubiese sido demasiado tarde. Luego está la "encantadora vecina", que en vez de consolar riñe.
    Lo del perro tiene un poco de gracia, el muy "perro", nunca mejor dicho, va y os deja solos.
    Bueno, lo importante es que no os ocurrió nada malo a vosotros.
    Un besito

    ResponderEliminar
  42. MERCE CARDONA. Dice, vaya mal trajo, pero gracias a Dios estas viva y escribiendo tu anectora, hasta que no es tu hora no pasa nada, me alegro que sigas escribiendo y agradezco tu estimada visita. Besossssssss

    ResponderEliminar
  43. Ya puedes dar gracias a Dios amiga Charo, porque menudo susto. Gracias por compartir esta vivencia. Un fuerte abrazo y buen fin de semana. @Pepe_Lasala

    ResponderEliminar
  44. ¡Menudo susto, Charo! A mí esas cosas me dan pánico. Me alegro de que quedase solamente en un susto.
    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
  45. Aunque ya te he comentado en esta entrada, vuelvo para agradecer tus letras en mi espacio y desearte un estupendo fin de semana ¡Cuidado con la nieve que se avecina!
    Te dejo cariños en un abrazo.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  46. Hola saludos, que mal rato lo bueno que todo fue el susto y nervios pero solo quedo en eso de lo cual me alegro y mucho. Besos

    ResponderEliminar
  47. Imagino el susto y el peligro. Debemos tener cuidado con todo hasta las hornallas si las olvidamos son peligrosas. Un abrazo y que suerte que haz podido contarlo.

    Rosa

    ResponderEliminar
  48. Vaya susto bebisteis tener;menos mal que solo fue esto,un buen susto.Todo cuidado es poco pues el fuego da pánico.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  49. Qué peligro y que despiste. Gracias al Cielo que no fue más que eso. Me encantó la valentía del perro, pobriño. Besos

    ResponderEliminar

OS AGRADEZCO VUESTROS COMENTARIOS PUES ME HACEN MUY FELIZ :-)